México y el origen de la defensa de los derechos humanos

  • Miércoles, 14 Diciembre 2016 00:00

Artículo de opinión de Jan Jarab en El Universal | 10 de diciembre de 2016

· La defensa de los derechos de "los demás" es fundamental para lograr una sociedad justa y equitativa

Cada 10 de diciembre se conmemora la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que este año cumple 68 años. Este año el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein lanzó la campaña Defiende hoy los derechos de los demás. Si bien desde la antigüedad hubo personas, en todo el mundo, que defendieron los derechos de sus propios grupos, desde el siglo XVI, en el contexto de la conquista de América, se inició un fenómeno que hoy entendemos como el papel típico de defensa de los derechos humanos: la defensa de otras personas, otros grupos, de quienes son sometidos a violaciones. Fue en el territorio de lo que hoy es México que Bartolomé de Las Casas – el autor del primer informe sobre violaciones de derechos humanos, Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias - propuso al virreinato las primeras leyes para proteger a los indígenas. Más tarde, en los siglos XVIII y XIX, el continente americano albergó el primer gran movimiento de defensa de derechos humanos de los demás, el movimiento por la abolición de la esclavitud de los afrodescendientes.

Hoy, sus herederos, los y las defensoras de derechos humanos del siglo XXI, siguen defendiendo los derechos de los demás, tanto en México como en el mundo entero. Evidentemente, quienes defienden los derechos humanos actualmente, se desempeñan también en la defensa de otros grupos de “los demás”: niños y niñas; mujeres, particularmente en el contexto de la violencia de género; personas con discapacidad; personas LGBTI; personas refugiadas, migrantes y desplazadas internas; las personas privadas de la libertad; y finalmente, en algunos países, las víctimas de tortura, desaparición o represión política.

Quienes defienden los derechos humanos – a veces los derechos de los grupos estigmatizados – pueden ser incómodos para quienes detentan el poder, quienes no son sólo las autoridades, sino también los actores económicos, como fue también en el caso de Fray Bartolomé y después de los abolicionistas. Muchas veces, como Fray Bartolomé, las personas defensoras son acusadas de haber exagerado y de frenar el progreso y desarrollo – un desarrollo que a menudo pasa por el enriquecimiento de unos pocos y el sufrimiento de muchos. Otras veces, son objeto de campañas de desprestigio por defender que un Estado de Derecho debe respetar también los derechos humanos de las personas procesadas o sentenciadas en un proceso penal.

En otras ocasiones, las y los defensores enfrentan la ignorancia de aquellos que pretenden negar los derechos de quienes no son como ellos, argumentando la tradición y la historia. Esto se manifiesta principalmente en los temas de orientación sexual e identidad de género. Pero lo cierto es que la historia tiene mucho que enseñarnos, tanto de lo bueno como de lo malo. Por ejemplo, sabemos que Fray Bartolomé y los abolicionistas tuvieron que defender que tanto los indígenas como los africanos no eran seres menos humanos. Hoy, necesitamos aplicar la misma lógica ante el discurso de discriminación – y a veces de odio – en contra de las personas LGBTI.

Por todos estos temas y otros que no alcanzo a comentar en este espacio, sigue siendo vigente y fundamental la defensa de los derechos humanos de “los demás”. Si sólo defendemos nuestros propios derechos, corremos al riesgo de sólo defender nuestros propios intereses. Por ello, la defensa de los derechos de “los demás” es fundamental para lograr una sociedad justa y equitativa – una sociedad en la que todas las personas vivan dignamente. Por todo lo anterior, les invitamos hoy a no tolerar ningún discurso de odio o de discriminación, a levantar la voz por los derechos humanos. En este sentido, la Oficina del Alto Comisionado en México seguirá trabajando al lado de quienes defienden pacíficamente los derechos de las demás personas. No lo duden nunca, siempre estamos con ustedes.

Publicación original: http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/colaboracion/jan-jarab/nacion/2016/12/10/mexico-y-el-origen-de-la-defensa-de-los

  1. +Leídas
  2. +Recientes

México será revisado por el Comité de la ONU contra las Desapariciones Forzadas

AVISO A MEDIOS GINEBRA (28 de enero de 2015) – México será ...

México: Proyecto de Ley de Seguridad Interior supone riesgo para los derechos humanos y debe…

GINEBRA (14 de diciembre de 2017) - Expertos y expertas de l...

CNDH y ONU-DH llaman a no aprobar el proyecto de Ley de Seguridad Interior y…

Ciudad de México, 13 de diciembre de 2017.- La Comisi...

Cajas de herramientas

  • Decenio Internacional de las Personas Afrodescendientes +

    Decenio Internacional de las Personas Afrodescendientes Hay alrededor de 200 millones de personas que se identifican a sí mismos como descendientes de africanos que viven en Read More
  • Libres e Iguales +

    Libres e Iguales En favor de la igualdad de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT), la Oficina del Alto Comisionado de Read More
  • Desaparición Forzada +

    Desaparición Forzada De acuerdo con la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas se entiende por Read More
  • 1
  • 2
  • 3

BannerMicrositioIndicadores